Los Mixes se levantan en apoyo al magisterio y al movimiento social Oaxaqueño

Redacción: Damián D. Martínez Vásquez

Kamapyetë “Los jamás conquistados” es el pueblo Mixe o Ayuujk Jä’äy. Un pueblo que no pudo ser dominado por los españoles, ni los Mexicas, los Mixtecos y Zapotecos lograron someter a este aguerrido pueblo. El Estado Mexicano también intentó controlarlos militarmente, pero tampoco tuvo éxito gracias a su territorio que es muy montañoso, condición que le permitió defenderse y atacar a sus enemigos. También por el liderazgo de su rey Kon’Oy (Rey Bueno) quien dirigió la defensa de este pueblo, hoy en día sus habitantes se sienten orgullosos de ser descendientes de él y de no haber sido vencidos y conquistados nunca.


El pueblo Mixe en las elecciones pasadas fueron sujetos de cuestionamientos por los actos proselitistas de los candidatos de los diferentes partidos políticos en la región. Principalmente el municipio de Tlahuitoltepec donde aparentemente no hay presencia de banderas ni colores partidistas y se consideraba como un pueblo libre de partidos. No obstante, hubo presencia de varios candidatos simpatizados por varios comuneros como militantes de sus respectivos partidos como el PT, PAN y MORENA principalmente, muy poco de otros partidos como el PRI y PRD, lo que provocó algunos comentarios en la culminación y fin de la aguerrida del pueblo Mixe. Anunciando el inicio del dominio y control del Estado por medio de los partidos políticos. Estos actos proselitistas también ocurrieron en otros municipios, pero algunos ya tienen trayectoria de trabajar con partidos políticos así que no impacto mucho como fue el caso de Tlahuitoltepec. Aunque sostiene como la mayoría de los municipios Mixes su sistema de gobierno por usos y costumbres, que lo sigue conservando de manera firme. Además mantiene su cultura como la música, la vestimenta, la lengua, etc. Como un factor de resistencia y permanencia.

Esta región siempre ha sido blanco de los partidos y del Estado para lograr su dominio, creando conflictos internos entre las comunidades, como fue el caso reciente de Tamazulapam y Ayutla sobre el control de un manantial que por poco termina en un enfrentamiento armado, se pudo evitar gracias al diálogo de ambas partes ya que no hubo ninguna autoridad estatal que pudiera intervenir y pacificar esta disputa, dado que no tienen ningún interés en resolver estos tipos conflictos por mantener a los pueblos divididos. En estos momentos en la Mixe media mantienen una disputa territorial interno que el gobierno del Estado no ha podido intervenir para su solución, según las autoridades locales. El conflicto está entre el municipio de Ocotepec y San Juan Juquila, éste último tiene bloqueada la carretera desde hace once días rumbo al municipio de Ocotepec que esta padeciendo el problema de desabasto.

Sin embargo, parece que las diferencias, las disputas y las acusaciones está quedando atrás, porque el pueblo Mixe está reactivando su corazón aguerrida y de unidad que históricamente le ha sido reconocido como los kamapyetë ó “Los jamás conquistados” en apoyo a la lucha del magisterio Oaxaqueño aglutinado en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) haciendo propia las exigencias de la Sección XXII y de las maestras y maestros del país. La instalación inmediata de la mesa de dialogo y negociación de la CNTE con el mal gobierno. La libertad de los presos políticos de la dirigencia de la Sección XXII. Alto a la represión. Así como la abrogación de la mal llamada reforma educativa. Porque los pueblos Mixes han roto el cerco informativo de los medios de comunicación masiva y comerciales por medio de las asambleas comunitarias donde se ha dado a conocer y explicar en su propia lengua (Ayuujk) sobre la reforma educativa y la lucha de los profesores con el fin de que la comunidad pueda entender mejor sobre este tema y así respaldar al magisterio, afirmando que dicha reforma no es educativa, sino administrativa con el fin de exterminar a las dignas maestras y maestros y poder privatizar la educación. Son las maestras y maestros que han defendido la educación publica, laica y gratuita, por eso los pueblos Mixes se han levantado en su apoyo, realizando acciones desde sus municipios con un solo fin, ampliar la lucha de sus maestros y defender la educación de sus hijos.

El municipio de San Juan Guichicovi de la Mixe baja se ubica en el norte de Tehuantepec, bajo asamblea comunitaria dirigido por su presidente decidieron apoyar el plantón de Matías Romero como señal de apoyo a la digna lucha del magisterio, los acuerdos que tomaron es: cada agencia municipal va enviar 10 padres de familia al plantón, que se suman aproximadamente 500 comuneros de toda la agencias con cuenta este municipio para evitar el posible desalojo y se turnarán cada 24 horas, es decir no van abandonar el movimiento.


Los municipios de la Mixe alta: Ayutla, Tamazulapam y Tlahuitoltepec realizaron asambleas en sus respectivos municipios con las madres y padres de familia y la comunidad en general para informar sobre la situación de sus profesores y tomar acciones de apoyo. La primera acción fue colocar mantas como muestra de apoyo y periódicos murales, la segunda realizar acopio de víveres para el plantón de Oaxaca y la tercera será realizar una marcha el día miércoles 22 de junio a las 9:00 Am, hora de la resistencia o local, para exigir al mal gobierno estatal y federal la inmediata instalación de la mesa de negociación, la liberación de los presos políticos de la CNTE y alto a la represión. La marcha partirá del municipio de Tamazulapam para llegar al municipio de Ayutla, participará Tlahuitoltepec y el sector de Villa alta y de Choapam, la ruta a recorrer será de 3 Km aprox.

Se espera que los dos municipios de la Mixe media puedan resolver su disputa, que el municipio de San Juan Juquila pueda abrir la carretera para no afectar a su vecino e integrarse inmediatamente a las demandas del magisterio y de los demás pueblos.

Frente a este levantamiento el gobierno le queda revisar la historia de este pueblo por si piensa seguir el camino de la represión.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios