Desde sus voces. “¡El pueblo de Oaxaca no da un paso atrás, se reagrupa, se reorganiza¡”

Por Radio Jënpoj

Desde que la policía federal, estatal y gendarmería enfrentaron con armas de fuego las barricadas magisteriales y de diversos pobladores de comunidades del Istmo, Mixteca y Valles Centrales, miles de voces se han escuchado en la capital del estado reclamando ¡justicia¡. Porque
“el gobierno nos trata como si fuéramos delincuentes, no es posible tanta represión a l magisterio.“No es posible que el pueblo sea reprimido de esta manera por exigir justicia, por defender el derecho a la educación pública”.
La marcha convocada por la sección XXII en día de ayer 20 de junio fue acompañada por miles de personas en protesta por la repuesta gubernamental, el Secretario de Gobernaciónque declara que “los policías fueron emboscados”, posturareplicada por medios de comunicación masiva que sugieren, influencian a la opinión pública y hasta lo aseguran.
“Los medios de comunicación han dicho que los maestros y pobladores tenían armas de fuego para atacar a policías, cuando nosotros estuvimos ahí, tenemos las fotografías de policías disparando”.
La marcha que fue engrosándose con diversos sectores provenientes de todas las regiones de Oaxaca, muestran con esta acción su rechazo a las acciones gubernamentales que con violencia legal “atienden” el asunto de la llamada Reforma educativa. Durante todo este día escuchamos de voz de profesores que con indignación señalan:
“nos tratan como delincuentes, cuando lo único que estamos pidiendo es dialogo, para analizar la reforma educativa, porque todo lo que se ha conseguido en todos estos años de lucha se va a perder con una reforma que no es la adecuada. Si se dice que la educación debe ser laica,autogestiva, obligatoria¿dónde queda la educación gratuita del artículo tercero constitucional, ¿dónde queda la obligación del Estado?”.
El cuestionamiento que se lanza a gritos desde distintas voces y regiones del estado, evidencia con gran fuerza la imposición autoritaria de una reforma sumamente cuestionable y la capacidad represiva de un estado que no escucha, que hace oídos sordos frente a una demanda que no es solo de las maestras y maestros de Oaxaca, sino de miles de integrantes del magisterio del país, padres de familia, autoridades municipales, comunitarias, estudiantes, colectivos organizados de distintas identidades, que sin embargo han sido reprimidos desde diferentes frentes.
“Los policías dispararon con sus armas, cuando lo único que estábamos haciendo era estar en la barricada, impidiendo el paso para que no avanzaran a la capital, nunca los agredimos y ellos respondieron con sus armas.”
Frente a la opinión de algunos ciudadanos convencidos de que “el magisterio afecta a toda la población”, no puede ocultarsela diversidad de sectores que se manifiestan de formas distintas y desde lugares y espacios diversos, además, por las acciones autoritarias y represivas del gobierno, lo que supera el hecho de que los maestros no estén en las aulas. Se ha insistido que “nos conocemos, los maestros no dejamos las aulas porque no queramos trabajar, porque seamos flojos, nos conocemos, sabemos que trabajamos en nuestras comunidades de manera gratuita, lo que queremos es que nos escuchen, luchar por una educación pública”.Como reclamo a las acciones políticas partidarias de las recientes elecciones, se grita “que ya pasó el tiempo de comprar conciencia con arroz, con frijol, con láminas, con dinero”.
Usando el poder de las radios comunitarias y otros medios dispuestos a difundir que se han puesto en sintonía para transmitir o retransmitir lo que va sucediendo, el espacio queda abierto para hacer juntos el ejercicio de difusión y entendimiento de la relación que actualmente tenemos los pueblos con el gobierno en turno.Porque los medios somos potenciales promotores de una protesta organizada para hacer frente a la acción intimidatoria yofensiva de los gobiernos federal y estatal, desde estos espacios hacen eco las voces que reclamamos justicia. Así lo manifiestan los maestros oaxaqueños:
“Hacemos el llamado a padres de familia, organizaciones civiles, que se unan a esta gran lucha contra la privatización, en contra de los derechos laborales del magisterio, de la educación pública, pero sobre todo porque estamos defendiendo la soberanía de nuestro país que se está perdiendo en manos de este gobierno. Ayer fuimos reprimidos, pero hoy estamos regresando nuevamente fortalecidos con este gran apoyo que estamos teniendo de la gente.Es incontable el número de personas que llegó en apoyo a lamarcha, incontable el apoyo que llega en apoyo a los compañeros en lucha.”
“El pueblo de Oaxaca resiste, llamamos a que manifiesten su indignación porque no es posible quedarse mirando, quedarse callados”.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios