¿POR QUÉ DEBE RENDIRSE HONORES A LA BANDERA MIXE O SÍMBOLO MIXE?

La Bandera o Símbolo Mixe, es resultado y producto de las ideas desarrolladas y heredadas de generación en generación, a través de la oralidad colectiva del Pueblo Ayuujk (Mixe), sobre todo en la comunidad de Santa María Tlahuitoltepec. Su existencia actualmente implica responsabilidad y continuidad histórica, cultural y etnopolítica frente a los desafíos de los nuevos tiempos. El Símbolo Mixe representa la responsabilidad inédita e histórica del Pueblo Mixe, de perpetuar y dar continuidad a la palabra y el pensamiento de sus hombres y sus mujeres, propiciar y apoyar el reconocimiento de la diversidad, la valoración y el fortalecimiento de los elementos culturales, sociales, económicos y medio ambientales. Esto con la finalidad de fortalecer la identidad étnica, lingüística y cultural de las personas, mediante la investigación y el estudio de la lengua materna, así mismo, propiciar el respeto y la aceptación de otras manifestaciones lingüísticas
y culturales que permitan la convivencia intercultural. Los elementos étnicos y culturales que simboliza la Bandera Mixe son los siguientes: cosmogonía, costumbres y tradiciones, lengua materna indígena, organización política, filosofía y literatura indígena, sistemas y herramientas para la producción, historia, gastronomía, saberes locales y las expresiones artísticas, como la música y las erróneamente llamadas artesanías. Es pues la Bandera Mixe, símbolo del florecimiento y reconocimiento a la tradición oral de la palabra y el pensamiento indígena ayuujk. Muestra el sueño y el anhelo histórico que lo indígena y lo propio deben ser valorados, estudiados y revitalizados en el contexto de la comunidad, potenciando para tales efectos, el empleo de los avances actuales de la ciencia y tecnología disponibles para el desarrollo y convivencia intercultural con los otros Pueblos del mundo. El Símbolo Mixe, significa para el Pueblo Ayuujk su propia historia, realidad y futuro; a partir de los cuales se demandan los cinco derechos colectivos fundamentales que dan sustento y razón a todo lo demás: el derecho a la tierra o al territorio; el derecho a ser reconocidos como Pueblos; el derecho a la libre determinación; el derecho a una cultura propia y el derecho a un sistema jurídico propio. La insignia ayuujk, representa el movimiento, la dinámica y la dialéctica que impera en el desarrollo cultural de nuestros Pueblos. Así mismo, representa la concepción y cosmovisión holística mixe, que no por casualidad coincide con la cosmovisión de otros Pueblos mesoamericanos, en relación con la existencia del ser humano en la naturaleza y sobre la tierra. En dicha concepción, se distinguen dos principios esenciales: la complementariedad y la reciprocidad, que muy poco son comprendidos por el mundo y la ciencias occidentales, pero que sin embargo, para nosotros son ideas y simbolismos que sintetizan las formas de vida y los tipos de relaciones sociales que se establecen entre los individuos, entre los Pueblos y comunidades y con los elementos de la naturaleza.

ANTECEDENTES Y DESCRIPCIÓN DEL SIMBOLO MIXE

II’pxyukpït ayuujk jää’y y’ëjxpajt El símbolo Mixe El pensamiento de los ayuujk jää’y es latente y por eso no descansa en saber y conocer la historia de sus antepasados y descubrir los valores y su sabiduría para seguir construyendo y fortaleciendo el Pueblo que nos heredaron con su vida y su existencia, de la cual hoy disfrutamos y amamos. En este pensamiento se recrea su búsqueda en una conjunción de vivencias, de sucesos y realidades diseñando un lienzo, semejante a una bandera, que sea un símbolo de cohesión, que nos enseñe y nos reivindique en ese principio de acción y de vivencia natural. Como primer trabajo se pintó un mural de episodios y pasajes del pensamiento ayuujk jää’y y su relación con la naturaleza, pintan en el corredor de uno de los edificios públicos de esta comunidad y en una parte del mural se representa en tres colores la geografía abrupta, montañosa y lluviosa de la región Mixe, acompañado con un escudo que identifica la cosmovisión y la resistencia en el trayecto de su historia. Precisamente, la característica climatológica y la riqueza de los recursos naturales divide en tres zonas a toda la región: alta, media y baja. La zona alta se representa con el color verde por las cimas de sus montañas y los veinte picos del majestuoso cerro misterioso y sagrado, el Cempoaltépetl, mismo que es el lugar más importante para todos los ayuujk jää’y; ahí se le da culto a la Madre Tierra, se le va a pedir perdón al creador, se le ofrece, se le agradece, se le pide y se hace una ofrenda. Se tiene la idea de que es ahí donde la tierra y el cielo se unen para hacerse en uno solo. El cerro además de ser el espacio sagrado de abastecimiento y fertilidad, es deidad en sí misma, es el lugar donde habita la deidad y que da sentido de existencia y pertenencia a los ayuujk jää’y. En tanto la zona media con el color guinda, por ser una zona productiva del café, cuyos frutos maduros (el capulín) toman este color agradable y apetitoso; y la zona baja se representa con el color amarillo, por la productividad y fertilidad de estas tierras extensas, boscosas y maderables. Las franjas de colores están unidas de manera horizontal, que indican la igualdad, la reciprocidad, la solidaridad y la concepción cosmogónica que se establece con la naturaleza en una relación permanente y orden perfecto. En medio del lienzo cuadrangular, abarcando los tres colores, está un óvalo que simboliza a la madre tierra y además representa el huevo, según la leyenda, de donde nace el personaje legendario y rey de los Mixes Konk ëy (rey bueno), también llamado konk tëy (rey quemado). La efigie de este personaje está en color moreno claro, color somático del Mixe, con brazaletes, sus arracadas y su corona de oro que pesaba, según la leyenda, doce arrobas, emerge de las entrañas del Cempoaltépetl de una manera audaz y astuta para defender a su 4 Pueblo y nación ayuujk jää’y. Del arco de su flechador, que porta con valor y coraje al pecho, salen cinco flechas que significan los quinientos años de resistencia desde la llegada de los conquistadores, siendo los colores solamente de distinción. En la parte inferior del pecho del personaje, está una culebra que representa a su hermana, según la leyenda ayuk jää’y, konk’ëy tuvo una hermana en forma de culebra que nació también de un huevo; nos indica astucia, fortaleza, movimiento, vida y sobrevivencia de los Pueblos en una constante dinámica. En la parte superior de la imagen y del cerro está una inscripción que dice Kamaapyïtë de color rojizo-anaranjado, autodenominación del Mixe actual; reivindicación de su fuerza y valor, pues nunca fueron conquistados por las armas, el sometimiento fue a través de la “Cruz”. El primer mural denominado desde su esbozo “el Símbolo Mixe” y realizado en 1989 por el Comité de Defensa de los Recursos Naturales de la Región Mixe (CODREMI) y los alumnos de la entonces Escuela Secundaria Comunal “El Sol de la Montaña” con sus asesores y con la anuencia de la Autoridades Municipales y Agrarias de Tlahuitoltepec Mixe, Oaxaca. Los trabajos de conceptualización y diseño iconográfico-pictórico del escudo representativo de la Región Mixe comenzaron por iniciativa del Antropólogo Floriberto Díaz Gómez con un grupo de profesionistas entre ellos el C. Joel Vásquez Gutiérrez, C. Cirilo Cardozo Vargas y el C. Fortino Vásquez Gutiérrez. Vista frontal de la vasija hallada por pobladores de la comunidad de Santa María Tlahuitoltepec Mixe, Oaxaca, en el paraje Kumxëna’m en la década de los años ochenta. Vista posterior de la vasija hallada por pobladores de la comunidad de Santa María Tlahuitoltepec Mixe, Oaxaca, en el paraje Kumxëna’m en la década de los años ochenta. Fotografía, Joel Vásquez Gutiérrez (s/f) En el mes de agosto de 1991, el CECAM como Centro de Educación Musical y Desarrollo de la Cultura Indígena, lo confecciona en forma de una bandera para presentarla como una identidad Mixe o el “símbolo Mixe” en el evento del primer festival de polifonía realizado en esta comunidad, organizados y coordinados por el CECAM y POLIFONIA A.C. con presencia de CONACULTA, del gobierno del Estado de Oaxaca, músicos representantes de diversos países del mundo, Italia, suiza, Francia, España, Alemania, E.U., Portugal, Argentina y Colombia. Es entonces cuando por vez primera se diseña un símbolo Mixe y se le rinde los honores correspondientes, un hecho histórico y cultural que quedó registrado en Tlahuitoltepec y que se propone reproducir y recrear siempre, sobre todo cuando haya un evento de importancia y trascendencia para la comunidad y el Pueblo Mixe. Por ejemplo en la celebración de los 30 5 años del CECAM, realizada en la Comunidad de Santa María Tlahuitoltepec en el mes de noviembre del año 2007, se le rindió tributo porque se trataba de una fiesta regional, puesto que el CECAM, si bien está en Tlahuitoltepec, en realidad es un centro educativo y cultural de y para todos los Pueblos, como los hermanos indígenas de Oaxaca, así como de otros Estados de la República Mexicana. Finalmente, la bandera que es resguardada en la Alcaldía fue entregada al entonces Alcalde Único Constitucional por un grupo de ancianos en el año 2001, y desde entonces ha sido entregada para su custodia a cada Alcalde entrante el 1° de enero, símbolo de máxima autoridad, con los honores correspondientes.

Texto preparado por:

Fidel Perez Diaz

REME 2015

También podría gustarte Más del autor

Comentarios