Mokxë’ëxy jë xyëëw – La fiesta del elote en los Mixes


Tlahuitoltepec .-6 de octubre de 2019

Colectivo Jënpoj

Redacción: Estela Vásquez

El maíz es originario de Mesoamérica, es la alimentación primordial para los pueblos y comunidades indígenas. Dicen nuestras abuelas en la lengua y la palabra Ayuujk (ka’ yë moojk xkujwïtettët, ka’xnäxaantët, ejxyettë, pëjkmuktë konmuktë, naytë´n yë jyujkyïtë säm atëm) El maíz tiene vida, llora, también siente, por eso hay que cuidarla y defenderla, recogerlo, no tirarlo en cualquier lugar.

El maíz es sagrado, coexiste con la persona, está presente desde el nacimiento hasta la muerte, en las convivencias de los pueblos y comunidades, fiesta, tequio y rituales. Sin maíz, sin frijol no hay vida y no puede haber comunidad, comenta la comunera de Mixistlan Mixes “A diario vivimos y convivimos con el maíz, el frijol y la tortilla.” Así mismo expresa su sentir y preocupación por la falta de producción en el campo “Vivimos y coexistimos con el maíz, esta vez no hubo producción, por la sequía y falta de lluvia, hemos trabajado el campo pero no hay elotes.”

En la región mixe del estado de Oaxaca en los meses de septiembre y octubre se producen las primeras cosechas de maíz, es costumbre y tradición que cada comunidad tenga una celebración. En las primeras cosechas, el maíz es preparado en tortillas (yäw kaaky) tamales (yäw mi´iky) y en atole de masa (yäw nëë´any) se va a visitar a los familiares para compartirlos. En Tlahuitoltepec esta celebración se da cuando se van a traer los primeros elotes en el campo, se lleva al cerro sagrado a agradecer a la naturaleza y las deidades por los frutos cosechados, por otra parte se va a ofrendar en la iglesia. Comenta la comunera originaria de la comunidad, “es en estos meses cuando se preparan los elotes y el tepache, se le ofrece a la naturaleza quien nos dio las cosechas, así es como festejamos” Por otra parte, otra de nuestras dialogantes originaria de Santa Cruz nos comenta como celebra la fiesta del elote “se preparan los tamales de elote, vamos al cerro a realizar el ritual de agradecimiento, se sacrifica un pollo regresamos y festejamos comiendo los elotes” son algunas de las actividades que se realizan para festejar las primeras mazorcas.

Por otra parte hay una tradición que hacían nuestros antepasados y que hoy día se sigue practicando por algunas familias, antes de llevar a la boca los sagrados maíces “Cuando ya están cocidos los elotes, las abuelas o madres tienen la tradición de dar golpecitos en la espalda a sus hijos, con los elotes recién sacados de la olla, diciendo – crezcan, crezcan, como los elotes verdes, para que les de vida y energía- comenta otra de nuestra dialogante, originaria de la comunidad de Tlahuitoltepec. Esta relación del ser humano y la tierra como parte de la cosmovisión ayuujk nos demuestran que es indispensable darle agradecimiento a la naturaleza como una forma de respeto a la tierra, comenta la comunera de la agencia de Santa Cruz “si no le rendimos agradecimiento al dios del maíz, no habría producción, por eso se hace el ritual” es una forma de agradecimiento a la tierra y al dios del maíz.

El día domingo 6 de octubre se celebró la fiesta del elote en la comunidad de Tlahuitoltepec mixes. Pero este día, las mujeres de la mayordomía de la iglesia no repartieron elotes porque esta vez la producción de maíz fue escasa por falta de la lluvia. Así no todas las familias estarán disfrutando de los primeros elotes tiernos (Moojk xë´ëxy) ya que dependerá de las cosechas de su milpa. Además de la fiesta de los elotes es en este día donde los mayores de vara quienes son parte de las autoridades del municipio, buscan y designan a sus topiles (Täjk) quienes fungirán a partir del día 2 de noviembre para garantizar la seguridad y el orden en el pueblo.

Escucha aquí una serie de entrevistas realizadas a diferentes comuneros de la comunidad de Santa María Tlahuitoltepec.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios